Archive for 25 junio 2009

Información sobre antenas.

junio 25, 2009

www.filatina.wordpress.com

www.antenastemovil.wordpress.com

www.parenlasantenas.wordpress.com

www.paralasantenas.wordpress.com

www.paremoslasantenas.wordpress.com

www.ambienteenarmonía.wordpress.com  

Las antenas traen problemas.

junio 25, 2009

Fallo sobre antenas de sumo interés para los involucrados.

25 Junio 2009 by homapastumi.

El siguiente fallo es de vital importancia en la lucha por evitar la contaminación ambiental a que se nos somete por la acción de las ondas electromagnéticas emitidas o retransmitidas  desde las antenas de telefonía celular móvil.

Fue publicado en el Blog: www.filatina.wordpress.com donde cualquier persona podrá disponer de él, como documento para esgrimir para defender preventivamente su salud ante la imposición por compañías sin el debido reparo,  de antenas en las proximidades de su vecindario, colegio o lugar de trabajo.

Poder Judicial de la Nación Rtro.S.III T.145f*56/60

///Plata, 25 de Octubre de 2.007.

AUTOS Y VISTOS: Este expediente n° 14.465- Sala III- caratulado: “AGÜERO, Norberto y otros c/ Municipalidad de Cañuelas s/ Amparo”, procedente del Juzgado Federal N° 3 de Lomas de Zamora, Secretaría n° 7;

EL DOCTOR VALLEFIN DIJO:

I. Antecedentes.

1. La demanda.… promovieron acción de amparo contra el Municipio de Cañuelas, la Dirección Provincial de Evaluación para el Desarrollo Sustentable, y el propietario y/o poseedor y/o tenedor del predio identificado catastralmente como: Circ.1°; Sec.B; Quinta 14; Fracción I; Parcela 1b, de la ciudad de Cañuelas, Provincia de Buenos Aires. En su carácter de vecinos del Barrio Rucanay, solicitaban por esta vía que “se prohíba la instalación” de una antena de comunicaciones perteneciente a Telecom S.A., toda vez que su puesta en funcionamiento sería nociva para su salud y el medio ambiente, impactaría visualmente y, desde el punto de vista material, se vería afectado el valor de sus viviendas. Expresan también que dicha instalación “en un barrio es arbitraria”, debido a que no se encontraban cumplimentados los legales -impuestos a nivel municipal, provincial y nacional- para efectuarla. Declaran asimismo, que la radicación de la antena en el lugar previsto vulnera la normativa provincial que reglamenta la localización,emplazamiento y funcionamiento de las instalaciones que generan radiaciones no ionizantes (como es el caso de la antena destinada a la prestación de servicios de telefonía celular), al ubicarse a “escasos 110 metros de un jardín de infantes”, dentro de una zona urbana. Por otro lado, señalan que el Partido de Cañuelas cuenta con una extensa zona rural, no muy alejada de la urbana en donde no generaría perjuicio la instalación de la cuestionada antena.

Por último, solicitó el dictado de una medida cautelar a los efectos de que “se prohíba la instalación de la antena de comunicaciones en el Barrio Rucanay”.

2. La medida cautelar dispuesta: El señor juez de primera instancia hizo lugar a la medida cautelar requerida. Dispuso que “conforme lo peticionado decrétase la medida de no innovar, en cuanto al cese de la instalación de la antena de comunicaciones en el Barrio Rucanay”.

3. El recurso de apelación y los agravios. Contra esta decisión TELECOM PERSONAL S.A. interpuso recurso de apelación que fue concedido.

Se agravia, en sustancial síntesis, por no existir relación entre la medida dispuesta y el daño invocado por los actores, por resultar éste presunto y estar supeditado en su ocurrencia a que la antena se ponga en funcionamiento.

II. Consideración de los agravios.

1. los presupuestos para el dictado de la medida cautelar

1.1.  El dictado de medidas precautorias no exige un examen de certeza sobre la existencia del derecho pretendido, sino sólo de su verosimilitud; además el juicio de verdad en esta materia se encuentra en oposición a la finalidad del instituto cautelar, que no es otra cosa que atender a aquello que no excede del marco de lo hipotético, dentro del cual agota su virtualidad (”La Ley” 1996-C-434). En tal sentido, ha sido jurisprudencia reiterada que la procedencia de las medidas cautelares, justificadas, en principio, en al necesidad de mantener la igualdad de las partes y evitar se convierta en ilusoria la sentencia que ponga fin al pleito, queda subordinada a la verificación de los siguientes extremos insoslayables, la verosimilitud del derecho invocado y el peligro irreparable en la demora, recaudos que aparecen exigidos por el art. 250 del Cód. Procesal, a los que se une un tercero, establecido en modo genérico para toda clase de medidas cautelares, cual es la contracautela, contemplada en el art. 199 del Código de rito.

1.2.  Dichos recaudos aparecen de tal modo entrelazados que a mayor verosimilitud del derecho, cabe no ser tan exigente en la apreciación del peligro del daño y viceversa (”La ley” 1996-B-732) cuando existe el rigor de un daño extremo e irreparable, el riesgo del fumus puede atemperarse (”La Ley” 1999-A-142).

Debe añadirse, por último, que en los litigios dirigidos contra la Administración Pública o sus entidades descentralizadas, además de los presupuestos de las medidas de no innovar establecidos en general en el artículo 230 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, se requiere, como requisito específico que la medida solicitada no afecte un interés público al que deba darse prevalencia (”La Ley 2001-D-65) o, expresado con el giro que emplea la Corte Suprema, resulta imprescindible la consideración del interés público comprometido (Fallos 314:1202).

2. Regulación de la emisión de radiaciones no ionizantes.

2.1.Los posibles efectos nocivos para la salud que resultan de la exposición a campos electromagnéticos han sido contemplados por la normativa, especialmente la emanada de las agencias estatales de control y monitoreo ambiental, que han regulado tanto la localización, emplazamiento y funcionamiento de las instalaciones que generan emisión de radiaciones no ionizantes, como la frecuencia de dichas emisiones. Todo ello en el marco de los principios que impone la protección ambiental. En este sentido, la Resolución N° 202/95 del Ministerio de Salud y Acción Social de la Nación, aprueba el “Estándar Nacional de Seguridad para la exposición a radiofrecuencias comprendidas entre 100 KHz y 300 GHz” (art.1°), considerando “que los efectos biológicos de las radiaciones no ionizantes, radiofrecuencias y microondas con frecuencias entre los 100 KHz y los 300 GHz han sido ampliamente estudiados y requieren el establecimiento de Estándares Nacionales…”.

En el ámbito de Provincia de Buenos Aires, la Secretaría de Política Ambiental, ha considerado en su Resolución N°900/05, “que los efectos de las radiaciones electromagnéticas no ionizantes han sido estudiadas y requieren un adecuado tratamiento a nivel provincial; que es responsabilidad del Estado proteger a los ciudadanos mediante medidas preventivas contra los posibles efectos nocivos para la salud que puedan resultar de la exposición a los campos electromagnéticos; que estando el Derecho Ambiental caracterizado por un acento netamente preventivo, el principio precautorio busca garantizar un nivel elevado de protección del medio ambiente, especialmente en aquellos casos en los que los datos científicos disponibles no permitan una evaluación completa del riesgo”. Asimismo, en esta resolución se establece el procedimiento para otorgar autorizaciones de radicación de antenas fijándose además, límites en las frecuencias de exposición y prohibiendo su radicación en zonas cercanas a espacios verdes públicos, centros de salud, jardines de infantes, entre otros.

El Municipio de Cañuelas,por su parte, reglamenta la instalación de antena mediante el Decreto 303/02, luego complementado por la Ordenanza N° 2225/06.

Surge de las constancias de la causa, que tanto el Municipio de Cañuelas, como la Secretaría de Política Ambiental de la Provincia de Buenos Aires, no hubieron autorizado la instalación de la antena, puesto que TELECOM S.A no cumplió con los requisitos y trámite legalmente establecido para efectuarla….

3. El principio precautorio.

3.1. En general.

3.1.1. Este principio -de aplicación, como se verá, en el ámbito del derecho ambiental por mandato legislativo- indica que todo daño a la salud o al medio ambiente debe ser evitado o minimizado a través de medidas de carácter preventivo y que, en aras de lograr dicha finalidad, la realización de ciertas actividades o empleo de determinadas tecnologías cuyas consecuencias hacia las personas o medio ambiente sean inciertas, pero potencialmente graves, deben ser restringidas hasta que dicha incertidumbre sea resuelta en su mayor parte (Fullem, Gregory D., “The precautionary principle: environmental protection in the face of scientific uncertainty” en “Willamette Law Review”, Spring, 1995, p. 495 y Applegate, John S., “The taming of the precautionary principle” en “William and Mary Environmental Law and Policy Review”, Fall, 2002, p.13).

Su configuración demanda la existencia de los siguientes elementos: 1) La existencia de incertidumbre acerca del riesgo, que debe ser serio y basado en información calificada (trigger, en el derecho anglosajón); 2) El transcurso de un tiempo que permita a la autoridad reguladora tomar aquellas medidas necesarias hasta tanto la situación deincertidumbre se despeje (timing); 3) La existencia de una respuesta reguladora (response) y 4) La revisión de las medidas adoptadas en tanto la certidumbre científica se aproxime (iteration)(Applegate, John S., op. cit.). Aunque otras formulaciones sólo requieren la existencia de una situación de incertidumbre, la evaluación científica del riesgo y la perspectiva de un daño grave e irreversible (véase Andorno, Roberto, “El principio de precaución: un nuevo estándard jurídico en la era tecnológica”, en “La Ley” 2002-D-1326 y Cafferatta, Néstor A., “Principio precautorio y derecho ambiental”, en “La Ley”, ejemplar del 3-12-2003).

3.1.2. Debe distinguirse -punto que resulta gravitante en esta causa- este principio precautorio del llamado principio de prevención. Este último se dirige a un riesgo conocido que se busca precaver; aquél, a uno grave pero incierto. Con otra expresión, “el principio de precaución funciona cuando la relación causal entre una determinada tecnología y el daño temido no ha sido aún científicamente comprobado de modo pleno. Esto es precisamente lo que marca la diferencia entre la‘prevención’ y la ‘precaución’” (Andorno, Roberto, op. cit.).

3.2. Su regulación legislativa e internacional.

3.2.1. La ley 25675 lo ha adoptado en su artículo 4 al establecer que “cuando haya peligro de daño grave o irreversible la ausencia de información o certeza científica no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces, en función de los costos, para impedir la degradación del medio ambiente”.

Esta norma armoniza con varios tratados internacionales aprobados por nuestro país y con la “Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y Desarrollo” del 7 de mayo de 1992 -que contiene, en la materia, la más autorizada formulación del principio (Applegate, John S., op. cit., p. 13, in fine)- que lo consagra en estos términos: “Con el fin de proteger el medio ambiente, los Estados deberán aplicar ampliamente el criterio de precaución conforme a sus capacidades. Cuando haya peligro de daño grave e irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces en función de los costos para impedir la degradación del medio ambiente”.

El principio, no obstante, se encontraba esbozado desde antes en la conocida como “Declaración de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano” de junio de 1972 -conocida como Declaración de Estocolmo (su texto, en Tamames, Ramón, Ecología y desarrollo. La polémica sobre los límites al crecimiento, cuarta edición, Madrid, Alianza Editorial, 1983, p. 217 y siguientes) – y ha continuado en instrumentos posteriores, como el “Protocolo sobre Bioseguridad de Cartagena”, aprobado el 29 de enero de 2000 en Montreal (Boutillon, Sonia, “The precautionary principle: development of an international standard”, en “Michigan Journal of Internacional Law”, winter 2002, p. 429).

3.2.2. Esta Sala -aún desde antes de la sanción de la citada norma- en armonía con el artículo 41 de la Constitución Nacional y el espíritu que inspiró su sanción (Rosatti, Horacio Daniel “Preservación del medio ambiente. Desde el interés difuso hacia el derecho-deber constitucional”, en A.A.V.V., La reforma de la Constitución explicada por los miembros de la Comisión de Redacción, Santa Fe-Buenos Aires, Rubinzal-Culzoni, p. 73, especialmente p. 81 y siguientes) viene sosteniendo que en materia ambiental lo más razonable y beneficioso es prevenir antes que recomponer o reparar el posible daño a la salud o al medio ambiente (in re “Barrionuevo, Norma Beatriz”, sentencia del 3-5-2001; véase, también, in re “Municipalidad de Magdalena”, publicado en “La Ley”, Suplemento de Derecho Ambiental del 2-7-2002).

4. Aplicación de estos principios a las circunstancias del caso.

Como establece el Código Procesal Civil y Comercial de la Nación (art. 202), sostiene la jurisprudencia (”Fallos” 306:2060, entre muchos otros) y enseñan los mejores autores, las medidas cautelares tienen como condición no la existencia del derecho sino la apariencia del derecho (vide Calamandrei, Piero, Introducción al estudio sistemático de las providencias cautelares, trad. de Santiago Sentís Melendo, Buenos Aires, Editorial Bibliográfica Argentina, 1945, p. 83).

Pues bien, en este estadio preliminar de la causa y con apego a los principios singulares de aplicación a este pleito en razón de la materia, cabe tener por suficientemente acreditado que: a)en el predio identificado catastralmente como: Circ.1°; Sec.B; Quinta 14; Fracción I; Parcela 1b, de la ciudad de Cañuelas, Provincia de Buenos Aires, la empresa TELECOM S.A. inició obras tendientes a la instalación de una antena destinada al servicio de telecomunicaciones b) dicha instalación no cumplía con los requisitos necesarios para efectuarla ni había obtenido la autorización correspondiente; c) la zona en la que se inició la instalación es una zona urbana y poblada; d) en las cercanías a las obras de instalación de la antena funciona un jardín de infantes.

Estas circunstancias resultan – prima facie- suficientes para tener por acreditada la verosimilitud en el derecho necesaria para el otorgamiento de la medida cautelar solicitada.

III. Conclusión.

Surge en el caso, el inicio de obras tendientes a la instalación de una antena de telecomunicaciones en el predio identificado catastralmente como: Circ.1°; Sec.B; Quinta 14; Fracción I; Parcela 1b, de la ciudad de Cañuelas, Provincia de Buenos Aires, en un zona urbana-poblada y en las cercanías de un jardín de infantes incumpliendo con los requisitos necesarios para efectuarla y sin la autorización correspondiente -afirmaciones todas efectuadas con carácter provisional conforme impone el estado procesal de la causa-. Considerando ello a la luz de lo dispuesto por el artículo 4 de la ley 25675 que establece que frente a la existencia de un peligro de daño grave o irreversible -notas que cabe predicar de la situación fáctica que motiva la demanda- la falta de actualidad en cuanto al daño a la salud que provocarían las emisiones de la antena aún sin instalar, no puede invocarse para postergar la adopción de medidas eficaces, se impone -como lo ha hecho el a quo- el cese de la instalación de la antena de comunicaciones en el Barrio Rucanay.

Así lo voto.

LOS DOCTORES NOGUEIRA Y PACILIO DIJERON:

Que adhieren al voto precedente. Por tanto, SE RESUELVE confirmar la resolución de fs. 66 que admitió la medida de no innovar en cuanto al cese de la instalación de la antena de comunicaciones en el Barrio Rucanay.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.Fdo.Jueces Sala III Dres. Carlos Alberto Nogueira.Carlos, Alberto Vallefín, Antonio Pacilio. Dra. Concepción di Piazza de Fortín. Secretaria.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>><<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Malditas antenas,

y toda forma de contaminación:

ayude a difundir.

Miércoles, Junio 24, 2009 Publicado por Prensa FILATINA.

ESTIMADO VECINO, CIUDADANO, AMIGO:

Para muchos que no lo recibieron, volvemos a reiterar esta información.

1.- En RECURSOS DE AMPARO contra el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires o Municipalidades de Provincia , por haber permitido a las Empresas de Telefonía Celular instalar sus antenas en Viviendas , Colegios, Hospitales , Geriátricos (o cerca de los mismos) sin haber tenido en cuenta ”El Principio Precautorio“. Consagrada en el Art. 15 de la Declaración de Río sobre Medio Ambiente y Desarrollo , en el inciso 3 del artículo 3 del Convenio Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático y en el artículo 130 R-2 en el Tratado de Maastricht de la Unión Europea, y receptado por nuestro país en el marco de la Ley General del Ambiente Nº 25.675, violando asimismo el Art. 41 de la Constitución Nacional y 26 y Art. 30 de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la ley 123/452 de Evaluación de Impacto Ambiental, las Resoluciones N° 202/95 del Ministerio de Salud y 530/00 de la Secretaría de Comunicaciones, la ley 13.512 de Propiedad Horizontal, la ley 19.978 sobre estaciones radioeléctricas y el Decreto PEN 1185/1990 y la Resolución nº 902/DGFOC/98 De la Dirección General de Fiscalización de Obras y Catastro de Capital Federal, entre otras muchas normas. Por supuesto también incluye el Recurso contra la empresa telefónica propietaria de la antena de telefonía celular.

2.- Por DAÑOS Y PERJUICIOS, contra la Administración, Consorcio, o Propietario que alquiló el predio para la instalación de la antena. Ya que estos señores están lucrando, enfermando la salud propia como la de familiares y vecinos colindantes a la antena en un radio de hasta 500 metros.

3.- Por DAÑO PATRIMONIAL contra el Administrador, Consorcio o Propietario que vendió o alquiló el predio para la instalación de la antena de telefonía celular, porque su propiedad al tener una antena o cerca de la misma SE DEVALUÓ su precio hasta en 50% de su valor real.

4.- Por DAÑO MORAL O PSIQUICO contra la empresa telefónica o al que alquiló o vendió el predio para la antena de telefonía celular, al obligar a vivir a las personas cerca de esta fuente de riesgo, que ya es constatable en muchos países de Europa , donde los Tribunales de Justicia han reconocido en muchas sentencias “Que quien lucra y obtiene beneficio por la determinada instalación, ha de soportar las consecuencias de los daños y perjuicios que sean susceptibles de generarse incluso en el caso de un uso correcto del servicio”.

5.- IMPUGNAR EL ACUERDO. Si una antena fue instalada sin el voto unánime del 100% de los propietarios del inmueble, se puede impugnar dicho acuerdo ante los tribunales de Justicia (ya que es considerada como obra nueva) y el peligro que esto trae a los habitantes de la zona que no tienen ningún seguro de vida que los resguarde.

NOTA IMPORTANTE. Para todos los casos como pruebas fehacientes ante la Justicia, es bueno tener siempre comprobantes por ejemplo: de estudios médicos que se están realizando o realizados, recetas, facturas o boletas de compra de medicamentos, o si sufrió alguna operación quirúrgica, constancia de la misma, historias clínicas, si Ud. esta enfermo a alguno de sus familiares, que haya empezado la enfermedad después que fue instalado la antena, repetimos los síntomas aparecen mas o menos al año, año y medio o dos años, según el organismo de la persona y del lugar de residencia cuando más cerca más pronto aparece la enfermedad, hasta un radio de 500 metros desde la antena.

Si Ud. vive en ese radio ya está siendo afectado por estas antenas.

Prensa FILATINA agradece este envío tan esclarecedor al autor.

Además nos envió una lista de abogados que supuestamente estarían en condiciones de atender problemas inherentes a las antenas, que estamos comenzando a verificar.

>>>>>>>>>>>>>><<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

LAS ANTENAS MATAN: CÁNCER.

22 Junio 2009 by homapastumi

El actual y permanente emplazamiento de bases, antenas, elementos y accesorios que utilizan las redes de telefonía celular.

Esta situación ocurre a diario impulsada por las compañías de telefonía celular que amparadas por un ilegal e inaplicable principio de libre mercado saturan la ciudad de Buenos Aires con cientos y cientos de antenas en cualquier lugar que les garantice optima cobertura y ganancias, tales como azoteas, patios, terrenos aledaños a nuestras viviendas, colegios, hospitales, geriátricos y hasta  camufladas como palmeras, etc.

Lamentablemente el desarrollo económico e industrial acontecido en los últimos tiempos señala enfáticamente la dicotomía entre ambiente y un devastador y no comprendido desarrollo, pues el supuesto progreso ha sido posible a costa de centenares y centenares de personas muertas o afectadas gravemente en su salud, así como el deterioro o extensión de flora y fauna.

El 84% de las antenas, bases y sus construcciones aledañas son clandestinas y por lo tanto carecen de un previo aviso para los vecinos que sea claro y detallado, pues aprovechando la existencia de vacíos judiciales, se realizan sin las autorizaciones municipales correspondientes y nos muestran el rostro e los hechos consumados: 100mw/cm cuadrado (Europa 0,1 a 10)

Dado el mayor tiempo de utilización de esta letal tecnología en otros países ha sensibilizado la actitud de organismos técnicos, científicos, de salud publica  y del publico en general para investigar sus gravísimos riesgos para la salud humana, flora y fauna.

En efecto, ya existen mas de 30.000 informes de entes y científicos de prestigio internacional que han permitido establecer con fundamentos serios e independientes de los intereses económicos de estas compañías los daños causados sobre la salud , patologías tales como: cáncer, abortos, leucemias , malformaciones congénitas, alteraciones del ADN, hipertensión sanguínea, stress, calentamiento cercano al oído y la cornea, alteraciones del ritmo cardíaco, alteraciones de las ondas cerebrales, autismo, alzheimer, epilepsia, fibromialgia, cataratas, hipotiroidismo, melanoma maligno, esterilidad femenina y masculina, náuseas insomnio, vértigo, zumbido de los oídos, pérdida de la memoria, etc.

En relación a su funcionamiento podemos señalar, cómo estas antenas envían y reciben ondas electromagnéticas de todos los teléfonos móviles que se desplazan por la zona, las ondas electromagnéticas penetran fácilmente en edificios, personas, flora y fauna siendo absorbidos por todo ser viviente de forma acumulativa.

Como el cuerpo humano funciona como un delicado campo electromagnético, cualquier campo electromagnético externo puede interferir su funcionamiento y producir efectos biológicos devastadores.

Los representantes de estas compañías intentan convencernos que la potencia de las antenas es similar a la de cualquier electrodoméstico, pero no explican que la corriente alterna de dichos aparatos, cables y transformadores de uso diario inducen un campo electromagnético estático que no se proyecta en el espacio, desaparece a pocos decímetros del aparato, y suele funcionar sólo unos instantes, a diferencia de las antenoas de telefonía celular. Por el contrario las radiaciones de telefonía móvil viajan decenas y decenas de kilómetros de distancia alejándose de la fuente de emisión, por lo que podemos comprender la gravísima situación de la Ciudad de Buenos Aires con 84 % de antena clandestinas y con valores de densidad de potencia de 100mw/cm cuadrado, recordemos que en Salzburgo es de 0,1 mw/cm cuadrado. Para decirlo gráficamente la ciudad es similar a una enorme jaula atravesada en todas direcciones por ondas electromagnéticas que son absorbidas por nuestro cuerpo en forma acumulativa.

Es importante señalar también que los operadores de telefonía celular como no pueden demostrar que las radiaciones emitidas por telefonía celular, antenas y teléfonos, son inocuas para la salud, ya que no existe ni un solo científico que se atreva a certificarlo, intentan tranquilizarnos diciéndonos que los niveles que emiten están dentro de la ley.

Y esto podría ser cierto o no, pues siendo la CNC (Comisión Nacional de Comunicaciones) el ente que controla y realiza mediciones de densidad de potencia y su estrecha vinculación con CICOMRA (empresa que nuclea a las empresas de telefonía) y no existiendo desde el año 2000 ningún ente independiente, pues hasta ese año era posible pedir una auditoria o peritaje a los laboratorios de las universidades (UNT, UBA, ITBA, UNLP, etc.), pero ante la falta de presupuesto se han visto obligados a recibir apoyo de dichas empresas y su correspondiente sponsor. Esto determina la

“Ausencia de imparcialidad”.

La peligrosidad de estos adefesios está también demostrada por las empresas de seguros ya que se niegan a asegurar a sus clientes frente a los daños sanitarios derivados del uso del teléfono celular o vivir dentro del área de unos 600 metros de radio con una antena por epicentro.

A pesar de lo que señala nuestra Constitución Nacional en tanto establece la obligación de recomponer en caso que se produzca un daño en el ambiente, la realidad señala que tal tarea  se torna en una empresa de muy difícil o imposible cumplimiento frente a los efectos devastadores del electro smog.

Por lo dicho, ante la critica situación e inminente riesgo de toda la población como resultado de la absoluta falta de control del gobierno de la CABA,  los organismos nacionales y el incumplimiento de toda normativa legal por parte de las empresas, los vecinos exigimos en virtud de nuestros legítimos derechos constitucionales (art 10, 20, 22, 26, 28 de la Constitución de la CABA y el Principio Precautorio recomendado por la OMS y el art. 41 de la Constitución Nacional)

1- Suspender en el término de 48 hs el funcionamiento de todas las antenas de telefonía celular de la CABA.

2-Suspender el otorgamiento de nuevas autorizaciones para la colocación de antenas, bases, soportes y/o estructuras portantes de telefonía celular de forma inmediata.

3-Efectuar en el plazo de una semana el relevamiento de las antenas, bases, soportes, y/o estructuras portantes que se encuentren instaladas.

4-Crear en el ámbito del Consejo Deliberante de la CABA una comisión evaluadora sobre la contaminación electromagnética de las antenas de telefonía celular en salvaguarda del medio ambiente y la salud de la población. Podrá requerirse el apoyo técnico de instituciones universitarias, de las secretarías  y/o agencias del gobierno de la CABA y nacional y otro tipo de entidades idóneas a los fines de lograr su cometido con imparcialidad. Dicha comisión se deberá constituir en el término de una semana.

5-Efectuar un estudio epidemiológico extenso de nuestros conciudadanos registrados fecha y tipo de afecciones dentro de la población urbana sujeta a la influencia de radiaciones electromagnéticas no ionizantes, incluyendo el correspondiente domicilio residencial y/o legal y laboral.

6-Campaña activa de información pública antes y después de suspender el funcionamiento de las antenas explicando claramente a la población el motivo de dicha determinación en todos sus aspectos técnicos y científicos, no ocultando el nivel de riesgo presente y futuro de la salud de la población.

Vecinos afectados por radiaciones electromagnéticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

>>>>>>>>>>>>>>><<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Antenas de telefonía móvil en la picota.

14 Junio 2009 by homapastumi

Día Internacional contra la Contaminación Electromagnética Sábado, Junio 13, 2009. ADHERIMOS a esa cruzada. Lo hacemos con el ejemplo: somos integrantes de una ONG ambientalista ASOCIACION CIVIL EN DEFENSA DE LA CALIDAD DE VIDA. Hemos publicado un libro sobre Electropolución y obtenido éxito en varios juicios desmantelando antenas en la Provincia de Buenos Aires.

Para mayor información contáctense con nosotros. Hemos pasado a la acción. Saludos cordiales, DR MARIO CAPPARELLI Mario A. Capparelli Abogado Arazi, Prato, Mariani de Vidal, Merola & Asociados.

Av.Corrientes 753 Piso 6 º, Edificio Torre Corrientes Tel/Fax: 4328-5755 – 4322-4168/4210 mcapparelli@apmabogados.com.ar

>>>>>>>>>>>>><<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Una invitación a visitar España, paren las antenas.

12 Junio 2009 by homapastumi

 

 
CONVOCATORIAS
 Como consecuencia del día Internacional contra la Contaminación Electromagnética, desde ASIDES os invitamos a participar en una concentración y mesa informativa sobre los efectos de la contaminación electromagnética y de las antenas de telefonía. Está autorizada por la Delegación del Gobierno. Acudir con carteles, pancartas y todo aquello que se les ocurra coherente. Por un sistema de telecomunicaciones, incapaz de producir efectos biológicos.Lugar: Plaza de España, lado de la Diputación Provincial
Día: 24 de Junio hora: 19:00
Por otro lado, comunicamos que el día 21 de junio, varias asociaciones del barrio TORRERO-LA PAZ, a las 12 horas harán una manifestación contra las antenas de telefonía, en la calle Granada.
 Saludos:  www.asides.es
><<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

ATENCIÓN: 

Hubo desinteligencias, desinformaciones, falta de información del conferencista, desinterés por informar, o ¿qué pasa? Infórmese fue en la legislatura, esta semana, y agradecemos a IPODAGUA que nos envió esta información, de una actividad que presenciamos los investigadores de FILATINA.

10 Junio 2009 by homapastumi

IPODAGUA: DURO CRUCE ENTRE ABOGADOS AMBIENTALISTAS Fue entre los Abogados Espinosa Viale y Sidoli, durante el encuentro del viernes en la Legislatura, del que participó.

Ver video en: www.IPODAGUA.COM.AR

Marcadas diferencias sobre los estudios científicos y la legislación vigente.

 EL VIDEO DEL DURO CRUCE ENTRE ESPINOSA VIALE Y SIDOLI.

En el encuentro por las antenas de telefonía móvil en la Legislatura del que participaron vecinos, ambientalistas y el diputado de la ciudad Martín Hourest, el abogado Osvaldo Sidoli en su exposición manifestó su preocupación sobre los pocos informes que comprueben los daños a la salud de la electropolución. También, hizo referencia sobre que la legislación Argentina sobre antenas “es una de las más exigentes del mundo”.

Para ese entonces intervino el también abogado ambientalista Guillermo Espinosa Viale, presente entre los vecinos, quien pidió el micrófono para contradecir con buenos fundamentos los dichos de Sidoli.

Rescatamos algunas de las expresiones de los Abogados en el cruce verbal que se produjo.

Las declaraciones del Dr. Sidoli: “No hay estudios epidemiológicos largos y extendidos en el tiempo, los que se hacen son de un mes a dos meses, pero no hay evaluación de lo que pasa en constante exposición. La energía electromagnética no la emiten solamente las antenas, la emiten por ejemplo todos los aparatos de electrodomésticos, incluso la misma tierra emite radiaciones electromagnéticas desde su núcleo. Y este es uno de los problemas al que nos enfrentamos cuando nosotros queremos tratar seriamente el tema, sobre cuales son las radiaciones que nos afectan, si son las que vienen de la tierra, si son las que emite el microondas; por ejemplo, para que tengan una idea, el aparato que mayor intensidad electromagnética genera es el secador de pelo, pero cuanto tiempo estamos expuestos al secador de pelo?: 20 minutos. Ahora quizá el que menos genere es la antena”.

Voces de los presentes interrumpen diciendo “no es así”.

 Continua Sidoli: “si, lo que pasa es que estamos las 24 horas del día expuestos a la antena. Es un bombardeo constante de intensidad. No es el problema la intensidad, porque cuando va la CNC a hacer las mediciones están por debajo de lo que Argentina permite. Y las leyes argentinas es una de las que menos intensidad permite en todo el mundo. Entonces, el problema no es la intensidad, es la constancia a estar expuestos a las emisiones. Lo que no está comprobado aun es si los efectos de las radiaciones se producen por una exposición minina o por una exposición constante”.

En ese momento el que interrumpe es el Dr. Guillermo Espinosa Viale.

Declaraciones de Dr. Espinosa Viale (EV): “la legislación Argentina es de las menos estrictas del mundo. Sobre la exposición ya está comprobado que afectan en su exposición. En Alemania, en el año 2004, se hizo un estudio epidemiológico de estos que se supone que no existen, y en realidad si. Este estudio se hizo sobre 2000 personas en las cuales se destacaron personas expuestas por razones laborales, o que viven en un radio de 400 metros cuadrados. Este estudio logró demostrar científicamente que al estar dentro de esos 400 metros del radio tenes 340% más de posibilidades de contraer cáncer que una persona que no está expuesta. Entonces, en Argentina se dice mucho, no solo con las antenas, sino con el PCB, con cualquier hidrocarburo, se dice con cualquier contaminante: que no hay estudio que pruebe…y siempre hay, salvo casos puntuales como el PCB. Entonces para no dejar la información de que no existe, si existe uno y hecho en Alemania en el año 2004 y se llegó a descubrir que a 400 metros tenes 340% más posibilidad de contraer Cáncer”..

-Interrumpe el Dr. Sidoli(S): “yo tengo estudios, y lo que digo es que no hay estudios epidemiológicos a exposiciones contantes”.

EV: “si hay, el de Alemania”….

S: “pero de cuántos años es? Un año?”.

EV: “no, diez años”.

S: “a ver, diez años, 2000 personas, a los valores permitidos en Alemania no es lo mismo”.

EV: “no no no, los valores permitidos en Alemania hoy cambiaron. Y por este estudio”.

S: “a ver, lo que yo quiero decir es esto, nosotros tenemos un problema de prueba”.

EV: “las pruebas están”.

Fue entre los Abogados Espinosa Viale y Sidoli, durante el encuentro del viernes en la Legislatura, del que participaron FILATINA e IPODAGUA

 Marcadas diferencias sobre los estudios científicos y la legislación vigente.

Entrar en la página para ver el Video www.IPODAGUA.COM.AR 

 // SOCIEDAD . EL VIDEO DEL DURO CRUCE ENTRE ESPINOSA VIALE Y SIDOLI.

Difusión de Prensa FILATINA www.filatina.wordpress.com

 

Hello world!

junio 25, 2009

Welcome to another www.filatina.WordPress.com blog.

 This is your first visit? You are wellcome. Just start blogging!

Pablo Luis Caballero & Co.